miércoles, 25 de marzo de 2009

Reishi

Se conoce como reishi a la especie fúngica Ganoderma lucidum. El reishi ha sido usado a lo largo de los tiempos por diferentes culturas. Los Japoneses lo llaman reishi y así es como se está dando a conocer en occidente, sin embargo los chinos y los coreanos lo conocen como Ling Chi, o Ling Zhi, (Hongo de la Inmortalidad). Bien conocido por sus propiedades curativas, estimulantes y regenerativas, este hongo fue representado en el arte antiguo Oriental más que cualquier otro hongo: se encuentra pintado en los tapices reales, frecuentemente con sabios famosos de la época.

El reishi está tradicionalmente asociado a la realeza, la salud, la recuperación, la longevidad, el poder sexual, la sabiduría y la alegría.

El primer registro histórico del Reishi fue en la época del primer emperador de China, Shih Huang Ti, de la Dinastía Chin (221-207ac), conocido en el mundo por haber construido la Gran Muralla. Este hongo, de poca apariencia, que crece en madera y de sabor agrio, es un rey en Asia. Su producción mundial se eleva a 4 300 toneladas por año. Sólo en Asia, 4.3 millones de gente comen reishi regularmente.

El reishi es famoso porque puede desacelerar procesos de envejecimiento efectivamente, como arrugas y ojeras, en gran parte debido a sus propiedades antioxidantes, pero posee además otras excelentes propiedades. Es muy rico en calcio, hierro, zinc, manganeso y cobre.

El reishi estimula los linfocitos T, las células asesinas, en el cuerpo y apoya a un sistema inmunológico débil. Sus acciones anti hipertónico, anti colesterol y anti trombosis están comprobadas centíficamente, son atribuidas a su contenido los trioerpene y B-glucanos. Estas sustancias también inhiben la producción de histaminas en el cuerpo, que hacen difícil a la vida de los alérgicos.
Han sido publicados estudios sorprendentes con este hongo en el tratamiento de hepatitis y cáncer, con cuotas de mejoría de hasta 95 por ciento

Reishi regenera los pulmones, amplifica los bronquios, y ayuda así con asma y bronquitis, tonifica el corazón y apoya al hígado en su función de detoxificación, en especial después de toma de medicamentos que hacen daño al hígado.
Entre sus acciones, comprobables por la ciencia, también cuenta la inhibición de dolor por el sistema nervioso central. También tiene una acción relajante al sistema nervioso y la musculatura lisa, por ejemplo de la matriz, del estomago y los intestinos.

Por esta multitud de beneficios tampoco nos sorprende que el hombre europeo de la edad de piedra más famoso, “Ötzi”, traía el reishi consigo en una bolsa bien guardada (vivió hace 5 300 años, lo encontraron en los alpes, entre Italia y Austria).

8 comentarios:

Luisa dijo...

Echaba de menos tus interesantes entradas cargadas de buena información, y hoy me has sorprendido....Siempre me paseo por tu blog para ver cosas nuevas...Gracias por tenernos tan bien informados.

luscus dijo...

Gracias a tí Luisa por seguir el blog. Un saludo

Valles de La Tercia y Arbas dijo...

Muy chulo tu blog, y muy ilustrativo, enhorabuena!!!.

Como veo que entiendes de setas me gustaría hacerte una pregunta. Verás, en primavera recojo setas y no sé si lo hago bien, unos dicen que para arrancarlas use una navaja dejando parte del tallo en la tierra, en cambio, otros, todo lo contrario, que hay que arrancarlas de raíz porque si dejas parte del tallo se pudre alrededor del micelo y no vuelven a salir. ¿Como se deben coger las setas??.

Un saludo y gracias de antemano.

TCR dijo...

Muy buena entrada esta del reishi, parece ser que es la seta de la inmortalidad y de las mas antiguas en datación. Pero bueno las he pillado pero amargan un poco bastante, sabes Luscus ¿cómo se prepara? sobre tooo pa quitarnos algunas arrugas y estar jovencitoo jejeeej
saludos y palantee

luscus dijo...

Hola TCR, pues la verdad que nunca la he provado, pero creo que es amarga y coriacea, es por eso que se vende en cápsulas y se toma a modo de medicamento, creo que gastronómicamente no tiene mucho interés. Un saludo

luscus dijo...

En cuanto a lo de arrancar o cortar, el eterno dilema. Mi opinión es que depende del hogo, hay ciertas setas como el níscalo o la de cardo que suelen salir en piñas o tener muchas pequeñas unidas en la base, en este caso mejor cortar, en casos en que sea necesario ver la volva para estar seguros en cuanto a clasificación hay que arrancar, en la mayoría pienso que es casi indiferente porque la seta es tan solo el organo reproductor del hongo, mientras no se dañe el micelio no pasa nada, pero sí que es cierto que si cortamos podemos dejar una vía abierta a posibles agentes patógenos. Un saludo

Paris Quelart Budó dijo...

interesante tu blog, sí señora.
besos.

Richard Guitton Palomino dijo...

Hola que tal, te envio un poco de informaicon respecto al ganoderma y contarte que tome tus comentarios para ponerlos en el mio, muy buena.

miblog es : http://rguitton.blogspot.com/
estamos en contacto.