miércoles, 10 de octubre de 2007

CÓMO EMPEZAR



Seguramente muchos de los que visitáis este blog aún no os habéis iniciado en la recogida de hongos. Al principio da un poco de miedo, sobre todo si no se viene de una familia de tradición micófaga.
Es muy normal tener reparo ante algo que puede causar graves problemas e incluso la muerte si no sabemos lo que estamos haciendo con absoluta seguridad, por eso mi recomendación clara y sin ambigüedades es que jamás comáis una seta en la que no confiéis al 100%, y la pregunta es ¿cómo puedo estar completamente seguro?
Pues en primer lugar hay que rodearse de gente que "entienda de setas", las primeras salidas es mejor que sean con alguien que sepáis a ciencia cierta que "controla".
Una buena opción es hacerse socio de una sociedad micológica, éstas organizan salidas de campo de la mano de expertos que os ayudarán a adentraros en este inquietante y apasionante mundillo.
Otra recomendación que os doy es que os hagáis con una buena guía, en una entrada antigua de este blog hago mis sugerencias a este respecto, que sea lo más científica posible y no os fijéis sólo en las fotos que muchas veces pueden llevarnos a error, mucha atención a las descripciones escritas.
Tras unas cuantas salidas en compañía de expertos podéis aventuraros a salir en solitario, eso sí consumid sólo lo que ya hayáis comido en anteriores ocasiones, podéis coger especies nuevas pero debéis consultar no sólo la guía sino también a un experto que os saque de dudas. Muchas veces en la universidad o en asociaciones os pueden asesorar. Una nueva vía son las páginas web o foros donde podéis enviar vuestras fotografías y un grupo de expertos o aficionados os puede decir cuál es la especie que habéis recolectado, si queréis podéis enviarme fotos al mail y trataré de deciros de qué especie se trata, eso sí tengo que advertir que el grado de error al identificar una especie basándose tan sólo en caracteres visuales es más elevado que identificándola "in situ"

2 comentarios:

ágata dijo...

Muy buenos consejos para principiantes. Los suscribo. Mi familia y yo aprendimos con micólogos.

Quizás añadir que salgan a recolectar con cesto (para que las esporas puedan ir cayendo de camino al coche y así el hongo completar su ciclo), que no arrasen con todo sobre todo si no lo van a clasificar en casa, y que las arranquen enteras y no cortandolas (por si las volvas). Pero eso ya se lo dirían los micólogos.

Con la creciente aficción a este mundillo me preocupa un poco que se esquilmen las zonas seteras, por eso esta bien intentar educar a la gente en este aspecto... aunque luego hagan lo que les da la gana por lo menos a uno le queda la conciencia tranquila.

Oye, ¿y ese gnomo de sombrero fungiforme que encontraste ahí al lado del cesto? ¿Es el dios de los carpóforos? Loado sea.

;)

jk dijo...

Loado, loado!!