jueves, 11 de octubre de 2007

HONGOS ALUCINÓGENOS

Los hongos alucinógenos se han venido usando a lo largo de la historia por innumerables culturas, si bien en Europa han permanecido en el desconocimiento hasta hace pocos años en que han pasado a formar parte de la multitud de drogas utilizadas para llenar el tiempo de ocio de muchos jóvenes. Aunque existen muchas especies de hongos alucinógenos, yo sólo voy a hablar de aquellas que pueden recolectarse en nuestro país.
Los efectos alucinógenos de los hongos se deben a diversos alcaloides presentes en algunos de éstos, los más conocidos son la psilocibina y psilocina presentes en numerosas especies de Psilocybe, Panaeolus y Stropharia cubensis y el ácido iboténico y el muscimol, en la Amanita muscaria y la A. pantherina .
Otro alucinógeno mucho más potente y peligroso es el cornezuelo del centeno (Claviceps purpurea), hongo que entre otros muchos compuestos venenosos contiene el ácido lisérgico, precursor del famoso LSD ( dietilamida de ácido lisergico) o sea los "tripis","ajos", "micropuntos" o como los quieran llamar, lógicamente a nadie se le ocurre ingerir cornezuelo o harina contaminada, sino que lo que se usa es el compuesto sintetizado, pero hay que comentar que en la Edad Media, la ignorancia de sus propiedades tóxicas permitió que acompañara frecuentemente al grano de centeno empleado para hacer harina, provocando su consumo atroces y devastadoras enfermedades en la población.
Los efectos del envenenamiento implican alucinaciones, convulsiones y contracción arterial, que puede conducir a la gangrena en las extremidades. La enfermedad empezaba con un frío intenso y repentino en todas las extremidades para convertirse en una quemazón aguda. Muchas víctimas lograban sobrevivir pero quedaban mutiladas: podían llegar a perder todas sus extremidades. La última intoxicación colectiva se produjo en Francia en el 51, como veis no está la cosa para pillarse un "colocón" a cornezuelo.
El caso de la A. pantherina no es tan peligroso pero también puede tener efectos catastróficos si no se controla la dosis. Provoca una intoxicación micoatropínica igual que A.muscaria pero es mucho más potente. Los síntomas consisten en excitación psicomotriz, convulsiones, estado de embriaguez, delirio, vértigos, alucinaciones, miosis, diuresis, vómitos, etc.; comienzan entre media hora y 4 horas después de la ingestión de las setas y pueden durar hasta 3 días.
Es muy difícil controlar las dosis de alcaloides que se ingieren ya que la concentración es diferente en cada hongo, se dice que de 5 a 10 gramos de seta cruda, mucho menos si está seca, pero estas cantidades no son en absoluto científicas y no se corresponden con dosis exactas de alcaloide, esto provoca continuas intoxicaciones más o menos graves entre los adeptos, sobre todo si son novatos. Además al tratarse de efectos psicológicos, el factor subjetivo es enormemente importante, lo que para unos es una dosis insuficiente puede causar en mentes sensibles viajes terroríficos.
Por último hablaré de los más usados y menos peligrosos de todos, los psilocybes, comúnmente conocidos como "monguis". Los monguis se están convirtiendo en una droga muy popular en nuestro país, cuando hablamos de esta seta nos estamos refiriendo a varias especies de hongos de los géneros Psilocybe, Panaeolus y Stropharia cubensis, todos ellos contienen los alcaloides psilocina y psilocibina. Los efectos son muy variados y subjetivos y van desde la euforia, aumento de la empatía y efectos visuales, a la posibilidad de quedarse atrapado en un pensamiento recurrente (normalmente negativo o doloroso), reproducción de sensaciones pasadas o salida a la luz de crisis psicológicas latentes. Los efectos dependen mucho del estado de ánimo de la persona que los ingiere, así como las dosis. Si el impacto de las setas alucinógenas es demasiado fuerte, los efectos pueden reducirse con vitamina de azúcar B3 (niacina) y vitamina C. Aconsejo tomar limones, naranjas, zumos de fruta o caramelos.
El Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías ha publicado un estudio en que detecta un aumento del número de adolescentes que prueban los hongos alucinógenos buscando colocarse con "cosas naturales", como si la palabra natural equivaliese a sano, beneficioso, aconsejable... Nada más alejado, las drogas, sintéticas o no, son sustancias que provocan adicción, tolerancia y efectos muchas veces desconocidos a largo plazo sobre los organismos.
En cuanto a la situación legal, decir que es bastante ambigua en este momento. En principo las sustancias están catalogadas como drogas y por tanto está penada su venta, si bien el autoconsumo es legal. Todo depende de la cantidad de sustancia, si las setas están secas se considera que han sido manipuladas para aumentar la concentración de droga y una bolsita ya podría ser ilegal, mientras que no pasa nada si te pillan unas cuantas setas frescas, a no ser que sean varios kilos en cuyo caso ya no se consideraría autoconsumo. Por otra parte la venta de esporas y kits de cultivo está permitida pero no la de micelio, que ya es el hongo en sí.
Como veis, personalmente, no recomiendo el uso de hongos como alucinógeno, si bien no se trata de sustancias tan adictivas como otras, pueden llegar a provocar a largo plazo tolerancia y dependencia y aquí es donde se encuentra el problema, en el desconocimiento total de los efectos a largo plazo de estas sustancias ya que no existen estudios sobre ello. No obstante quien quiera ser cobaya puede hacerlo y quizás pasar algún buen rato. Un saludo

5 comentarios:

ágata dijo...

Esperada entrada que he disfrutado un montón. Chocante la historia del cornezuelo, increíble que los efectos de los alcaloides de la pantherina puedan durar hasta 3 días... muy muy interesante toda la entrada, Luscus. ¿Y si además nos contaras alguna experiencia de viaje personal?

jk dijo...

Yo no aconsejo a nadie que se arriesgue a un mal viaje...

Anónimo dijo...

Para informacion exacta sobre hongos psilocibicos, buenos y malos viajes, recomiendo leer la web de Energy Control, en el foro de la qual se habla de este tema y hay varias experiencias narradas con todo lujo de detalles.

Anónimo dijo...

hola les puedo asegurar que teniendo ya una experiencia con hongos se pueden tener buenos viajes por ejemplo yo he comido ya varias veces aqui en xico , veracruz , mexico .
son conocidos como san isidros y son silocibes

Anónimo dijo...

haber!!! que me explique el super fan de los hongos que sabe tanto de hongos porque hasta tiene un blog sobre hongos, ¿cómo te vuelves adicto a una planta que solo crece por temporadas? ¿lo guardas en bolsitas con la esperanza de que la sustancia sea eterna?