lunes, 29 de octubre de 2007

SETAS URBANAS

¿Dónde buscar? Buena pregunta para cualquiera que se inicie en este mundillo y no conozca los secretos setales celosamente transmitidos de generación en generación, pues bien, lo primero que hay que saber es ¿qué queremos coger?. Setas hay por todas partes, desde una maceta de tu casa hasta las dunas del litoral, pasando por las zonas verdes urbanas y todo tipo de bosque
Una opción es empezar a buscar en los hábitats más cercanos: me refiero a los jardines, parques, pastos de ganado, caminos, incluso vertederos. Aquí podemos encontrar un sinfín de especies, otra cosa es el reparo que cada uno pueda sentir a la hora de ingerirlas, sobre todo por lo que pueden tener las setas alrededor, mi recomendación es no hacerlo nunca en crudo, con eso solventamos el problema de las bacterias debidas a la presencia de materia orgánica en descomposición, otro problema que no se ve y puede ser mucho más preocupante es el de la posible acumulación de metales pesados que pueden tener algunos de estos hongos nitrófilos, en especial si se encuentran al lado de una carretera. De todos modos siempre es interesante salir a la busca de setas por el simple hecho de determinarlas, aunque luego no las comamos.
En estas zonas podemos encontrar varias especies de Agaricus, es muy frecuente que esté el A. xanthodermus, que es tóxico aunque algunos insistan en comerlo, al parecer no todo el mundo es sensible a su toxina, mi consejo es que no lo hagáis, si dudáis en su identificación, fijaos en el amarillo intenso que adopta la base al corte, el olor químico también es un signo de identificación pero no siempre está presente o es muy leve, otra pista es que nunca enrojece, también encontramos el A. bresadolanus (amarillea y enrojece) , A. vaporarius (enrojece ligeramente), A.bitorquis (también enrojece algo) todos ellos son comestibles, pero el mejor sin duda es el A. arvensis que amarillea pero tiene un inconfundible olor anisado. Otra de las setas que salen "en cualquier sitio" es el delicado Coprinus comatus, especie inconfundible de la que ya he hablado en otra entrada, y el C. atramentarius más pequeño , láminas más oscuras incluso de joven y sin escamas, que es también comestible, pero siempre sin alcohol, también hablo de él en otra entrada sobre los venenos. Otra especie frecuente es la Macrolepiota rhacodes var hortensis, es de muy buena calidad pero he de desaconsejar su consumo por lo difícil que resulta diferenciarla de la M. venenata que también sale en este tipo de hábitats. Otro clásico de los jardines son las lepistas, en especial L.nuda (pie azul) y L. sordida, muy apreciadas, sobre todo la primera, por algunos y poco o nada por otros, desde luego tienen un sabor tan intenso que no tiene cabida la indiferencia.
No es difícil encontrar corros de Marasmius oreades, sobre la cual también hay una entrada disponible.
Otra seta muy habitual en cualquier pradera es el ubicuo "pedo de lobo", denominación que agrupa a especies tan diferentes como la Calvatia utriformis, Bovista plumbea o Vascellum pratense, todas ellas Lycorperdales con la típica forma de bola que al principio es blanca y termina transformada en un saco pulverulento. Si bien podemos encontrar unas cuantas especies diferentes, son todas similares en cuanto a comestibilidad, pueden comerse de jóvenes, pero yo no lo recomiendo, por su esponjosa textura y escaso sabor.
Otra especie muy común en las zonas verdes urbanas es la Agrocybe semiorbicularis, una pequeñita parecida a la senderuela pero con láminas marrones, olor harinoso y la cutícula algo viscosa, también es frecuente la Agrocybe praecox y algo menos la A.molesta, ninguna de las tres se come, a diferencia de su pariente de chopo la excelente Agrocybe aegerita. Es fácil encontrar numerosas especies de Conocybe y Stropharia que tampoco tienen otro interés que no sea el de su identificación.
Otra seta que me he encontrado de forma aislada también en zonas urbanas es la curiosa Amanita vittadinii, catalogada de comestible aunque yo no la he probado.
Bueno, pues como veis no hace falta irse muy lejos para encontrar alguna seta, podéis encontraralas en el jardín o parque más cercano, no serán oronjas ni boletus pero algo es algo. Un saludo

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡queremos más recetas de setas!

:p

Anónimo dijo...

Ojo, Si es posible, no consumais setas u hongos recolectados en jardines públicos o de la ciudad aunque sepais que son comestibles por varios motivos, en concreto dos:
Porque normalmente esos jardines pueden estar tratados con plaguicidas, pesticidas y todos los....idas que podais imaginar.
Porque las setas y hongos son como una "esponja" (en sentido figurado) y suelen acaparar todos los metales y demás lindezas que la contaminación nos deja y que a través del suelo llegan a los hongos y de estos a los que tienen a bien consumirlos.
De la misma forma podemos aplicar lo dicho a los encontrados en huertos y zonas cultivadas.

luscus dijo...

Como ya digo en la entrada algunos hongos pueden bioacumular metales pesados, si están en zonas donde puede haberlos, es decir en vertederos, carreteras, si salen en pastizales o jardines no tiene por qué, pero ante la duda por supuesto no consumirlos. En cuanto a los pesticidas, en parques y jardines públicos suelen ser muy utilizados, si el jardín es conocido o se trata de un pastizal no tratado no hay peligro. De todos modos no hace falta comerse los hongos para salir a recogerlos. Un saludo

Anónimo dijo...

Pues en mi huerta salen a veces champiñones y yo llevo toda la vida comiéndolos, ¿hago mal?

luscus dijo...

Vamos a ver, tu sabrás si puede haber algo peligroso en tu huerta, si utilizas algún pesticida, esto les afectará pero también al resto de verduras y hortalizas. En principio no tendría por qué haber ningún metal pesado si ese suelo es de uso agrícola a pequeña escala, aunque también es verdad que la contaminación de los suelos es un problema complejo ya que si ese suelo tuvo otros usos anteriores podría seguir contaminado, pero sinceramente yo creo que te los puedes comer con tranquilidad, siempre que se trate de una especie de agaricus comestible, claro.

z.a. dijo...

¿Pero son todas las setas o algunas especies las que acumulan contaminación?.Gracias

luscus dijo...

Que yo sepa sólo tienen especial afición por los metales pesados algunas especies: Coprinus comatus y Lepista nuda pueden acumular plomo, las macrolepiotas cobre, los agaricus macrosporus cadmio, Boletus pinophillus mercurio, Lactarius deliciosus y Calvatia utriformis acumulan zinc, en mayor cantidad que otras especies de hongos y plantas. Esto que yo sepa, supongo que habra muchos estudios que yo desconozco.Un saludo y espero serte de ayuda.

z.a. dijo...

Yo por si acaso me abstengo de comer los hongos de jardines, aunque llevo toda la vida cogiendo marasmius en un prado cerca a las afueras del pueblo, pero ahíno creo que haya nada malo aunque está cerca de huertas, como mucho abono o algo de sulfato, pero eso también va en la fruta, yo procuro lavar muy bien las setas.