jueves, 2 de octubre de 2008

MICORRIZAS

Las micorrizas son asociaciones simbióticas entre un hongo y la raiz de una planta. Esta unión beneficia a ambos integrantes hasta el punto de que muchos hongos y plantas son incapaces de desarrollarse sin ella. Ejemplos de extrema dependencia son las orquídeas que son totalmente dependientes en estado juvenil (de protocormo) de su hongos simbiontes, hasta el punto de no poder subsistir sin esta unión, los pinos que no viven más de 2 años sin micorrizar o la división de hongos Glomeromycota, que sólo se conocen en asociación micorrizógena, es decir estos hongos no viven si no es asociados a raices.

La necesidad de esta asociación radica en los múltiples beneficios que ambos integrantes simbiótico se proporcionan:
-Por un lado las plantas verdes incrementan el área fisiológicamente activa en las raíces y por tanto la captación de agua, fósforo, nitrógeno, potasio y calcio del suelo.
Aumentan la tolerancia de las plantas a las temperaturas del suelo y la acidez extrema.
Proveen protección contra patógenos
Inducen relaciones hormonales que producen que las raíces alimentadoras permanezcan fisiológicamente activas por periodos mayores que las raíces no micorrizadas.
-Por otra parte el hongo recibe los carbohidratos que no puede sintetizar por si mismo, debido a su incapacidad para hacer la fotosíntesis por ausencia de pigmentos.

Existen numerosos tipos de micorrizas, pero no voy a entrar en detalles muy técnicos, tan sólo comentar que las principales son las ectomicorrizas y las endomicorrizas. En las primeras el micelio fúngico no penetra en las células de la planta y en las segundas sí lo hace.

La importancia económica de las micorrizas radica en dos hechos:
-La mayoría de las especies fúngicas de elevado valor comestible son hongos micorrícicos: níscalos, oronjas, boletus, rebozuelos...
-Los árboles se desarrollan mucho mejor en asociación con estos hongos, crecen más sanos y vigorosos y tienen más defensas ante posibles plagas.

Es por esto que ya hace años que se obtienen árboles micorrizados con distintos hongos en la mayoría de los viveros. el proceso de micorrización en laboratorio es complejo, consiste en la inoculación de esporas fúngicas en la planta hasta lograr la unión simbiótica, se necesitan condiciones de esterilidad, hay que repetir varias veces las inoculaciones y no siempre se logra la simbiosis, esto lo transforma en un proceso costoso que repercute en el precio de venta de los árboles, pero si tenemos en cuentas los beneficios que produce, resultan incluso más baratos, en especial si se usan para la producción de ciertas especies fúngicas de elevadísimos precios como las trufas de las que hablé en la anterior entrada. Bueno, pues espero haberos aclarado un poco más esta curiosa asociación, hasta pronto.

2 comentarios:

Luisa dijo...

Tu entrada me parece excelente y de un alto contenido. He aprendido mucho leyendo ésta y tus otras entradas. Enhorabuena.

Planeta Salvaje dijo...

Hola, a mi tambien me ha parecido excelente. Sobre micología saliendo del lactarius deliciosus, no tengo ni idea, el otro dia hice unas fotos y si te apetece te pasas que seguro me ayudarás a identificarlas.

Link: http://planetasalvaje.blogspot.com/2008/10/va-de-setas.html

Saludos y gracias¡¡¡¡